La bruja, el oso y Dafne

Finalmente lo conseguimos, aunque nadie hubiera dado un duro por nosotros. Era nuestro segundo intento para pisar aquella tierra. El trayecto para llegar hasta allí no fue amable. Parecía, más bien, una prueba de los dioses helenos. Una carretera sinuosa —sin vallas de protección y con un precioso y mortal acantilado al mirar por la …

Sigue leyendo La bruja, el oso y Dafne

Continuará…

No creo en los finales, me declaro atea. No creo en los finales de las historias, de los libros. Sí, el punto y final definitivo, el último de una novela, marca el desenlace, pero, ¿es lo mismo desenlace y fin? La historia acaba sobre el papel, pero irremediablemente continúa. Lo hace en el imaginario del …

Sigue leyendo Continuará…

Desastres naturales

Tenía que llovernos. Teníamos que mojarnos los pies. Tenía que caernos el cielo encima. Tenía que correrse el maquillaje. Tenía que erizarse la piel. Teníamos que olvidarnos del paraguas. Teníamos que ser nosotros. Teníamos que coronar los charcos. Teníamos que acabar calados. Tenía que pegársenos la ropa. Teníamos que dar rienda suelta al llanto, aprovechando …

Sigue leyendo Desastres naturales